sábado, 14 de abril de 2012

GUADALUPE 2011



Ver mapa más grande




50 KM A PIE EN UNA SOLA ETAPA

Esta es una crónica de nuestro viaje o peregrinación al Real Monasterio de Santa María de Guadalupe (Caceres) el día 23 de octubre del 2011. Lo realizamos un grupo de 10 personas, todos amigos y familiares. Los motivos de la peregrinación a pié eran muy distintos en cada uno de los participantes; unos religiosos, otros deportivos, etc, aunque se supone que siempre debe de haber un determinante religioso a la hora de realizar una caminata de estas características.

Partimos desde Mohedas de la Jara (Toledo), distante de Guadalupe a unos 50 km por carreteras asfaltadas y senderos para caminantes habilitados para tal fin. El tiempo aproximado en recorrer esa distancia fue de 12 horas, que según los veteranos en esa ruta, es un poco excesivo. 

La hora de salida fue fijada a las 04:30 de la madrugada. La previsión del tiempo anunciaba chubascos por la zona, lo cual no fue un impedimento para nosotros. Desde Mohedas partimos 8 caminantes y recogimos a uno más en Puerto de San Vicente (Toledo). Un poco mas tarde se nos unió el decimo, el cual realizo la ruta a caballo.



Punto de partida 04:30 horas

Caminando de noche por la CM-4100. Apenas nos cruzamos con un vehículo.

Entrando en Puerto de San Vicente


 
Tras dos horas de marcha entramos en la provincia de Caceres, abandonamos la carretera asfaltada y comenzamos a circular por las pistas para caminantes habilitadas por la Junta de Extremadura. De esa forma evitamos el peligro que conlleva circular por la cuneta de la carretera, aunque hubo que extremar la precaución al ser pistas de tierra suelta, con rampas muy pronunciadas y con el consiguiente riesgo de resbalón. Además, continuábamos de noche avanzando a la luz de las linternas. Aquí se puso de manifiesto lo útil que resulta un calzado adecuado para caminar por tierra.


Poco a poco fue rayando el día, y ya podíamos comenzar a ver los detalles de la ruta que seguíamos. Y aunque en apariencia la mañana se veía despejada, a lo lejos podíamos ver bastante nubosidad acumulada.


Una fuente en el camino
Rayando el día

Amanecer en Las Villuercas






Una vez hubo suficiente luz, decidimos hacer la primera parada importante para comer algo y reponer fuerzas. Lo hicimos en un pequeño merendero al pie de la carretera EX-102 a la cual ya nos habíamos incorporado tras haber dejado atrás las pistas de tierra. Tras 15 minutos de descanso continuamos por la carretera asfaltada no sin antes debatir si continuar por las pistas de tierra de la Ruta de Las Villuercas o por el camino conocido. Nuestra siguiente etapa nos llevaba hasta el observatorio de aves de la Peña Amarilla.




Puente de madera para caminantes

Un merecido primer descanso

Detalles del paisaje
Formaciones rocosas en el camino

Desde el otro lado de esa sierra veniamos caminando

Indicador de la carretera. Muy cerca de la Peña Amarilla

El grupo se fue diseminando

La Peña Amarilla, lugar de anidamiento de Buitres

Reposando en la zona de descanso de la Peña Amarilla.




Aquí ya en este punto comenzábamos a notar el cansancio acumulado. Podríamos decir que estábamos a mitad de camino. Yo por mi parte, tenia ligeras molestias en una rodilla que al principio no le concedi importancia, pero que a lo largo de la excursión poco a poco fue a mayores. Aquí también se reunió con nosotros nuestro décimo compañero de viaje, el cual realizaba la ruta a caballo y no partió con nosotros, sino que espero al amanecer. Una vez descansado un poco, fijamos nuestra siguiente etapa hasta el municipio de Alía (Caceres).



Nuestro décimo compañero a caballo, y las alforjas llenas de avituallamiento extra.

Mapa de la zona.



 
Al principio fuimos avanzando por la carretera EX-102 desde la Peña Amarilla, aunque no tardamos en desviarnos y atajar por un camino de tierra en dirección a Alía y asi ahorrar unos cuantos kilómetros. Y de vez en cuando nos caía algún chaparrón bastante moderado que nos hizo buscar refugio bajo algún árbol en más de una ocasión.


Así, poquito a poco llegamos hasta Alía, donde nos tomamos otro breve descanso.

Consultando un plano para elegir la ruta adecuada

Vista de Alía

Cartel informativo en Alía

El 8 de septiembre se celebra en Extremadura la Virgen de Guadalupe, siendo esta ruta un hervidero de peregrinos.



Y una vez pasado Alía, volvimos a desviarnos por caminos y a caminar entre olivares. En este punto ya era palpable el cansancio acumulado en todos nosotros. Además, hubo que adaptarse al ritmo de una de nuestras compañeras, que con casi 70 años era la que en más ocasiones había realizado esta ruta. Tambien en este tramo nos cayeron bastantes chaparrones y algunos muy fuertes, no quedándonos más remedio que refugiarnos bajo los arboles. Y nuestro compañero que realizaba la ruta a caballo, nos adelanto para explorar y al final acabo perdiéndose por el entramado de caminos de la zona, aunque al final gracias a los teléfonos móviles, supo dar con nosotros.



Atajando por caminos entre olivares


Y por fin, después de alguna que otra pequeña pausa ocasional, llegamos a la rotonda que nos indica que apenas nos separan cuatro kilómetros de nuestra meta. Ademas, el cielo se había despejado de nubes y la temperatura era muy agradable. Así comenzamos el ultimo tramo consistente en una fuerte pendiente que a estas alturas de nuestro viaje se multiplica por tres. 


Pequeño monumento a la entrada de Guadalupe

El cartel nos indica nuestra meta

El viaducto de Guadalupe, perteneciente a la linea ferroviaria inacabada entre Talavera de la Reina y Villanueva de la Serena. En el tramo Toledano se ha habilitado como corredor turistico, ver Via Verde de la Jara.




Y ya por fin en Guadalupe. En este municipio Extremeño tan emblemático es habitual ver peregrinos de todo tipo que llegan a pié, a caballo, en bici, en coche, etc. Callejeando llegamos hasta el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, un imponente edificio monacal que recuerda en su construcción mas bien a un castillo. Toda la información relativa a la historia de este edificio sagrado vendrá en la sección de enlaces de interés. Solamente apuntar que es obligatorio el paso por sus museos donde se pueden contemplar verdaderas joyas de arte históricas, tanto pinturas, tallas, libros, textiles, tapices, su espectacular coro, etc


Ya por fin, por las calles de Guadalupe

Al fondo, el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe.

Yo en las escaleras que llevan a la entrada de la iglesia del monasterio.

Foto del grupo de peregrinos a la entrada de la iglesia.


Y después de haber tomado un merecido almuerzo y habernos relajado un poco, retomamos el camino de vuelta a casa, eso si, ya en coche. Por cierto, 12 horas de ida y solo 30 minutos de vuelta.
A fecha de hoy han pasado 6 meses desde esta aventura a Guadalupe, y ya alguien ha sugerido volver este año a peregrinar. Yo estoy dispuesto a hacerlo, aunque voy a intentar convencer a mis compañeros para tomar el camino de Carrascalejo, subiendo el puerto de Arrebatacapas.

Ya os contare.


ENLACES INTERESANTES


Pagina web del Monasterio de Guadalupe.
Información de interés para el peregrino a Guadalupe; historia, mapas, enlaces, etc