jueves, 25 de agosto de 2011

TRAS UN INCENDIO FORESTAL

El 12 de agosto del 2006 un incendio intencionado arrasó más de 3.000 hectáreas de monte en la sierra de Altamira, iniciándose en el termino municipal de Carrascalejo (Caceres) y llegando hasta Puerto de San Vicente (Toledo). Al día siguiente, con el fuego apagado y sin peligro alguno para nosotros, decidimos realizar una visita para ver el alcance del incendio. 




Vista actual de la sierra de Altamira. Poco a poco va recuperando el verdor. Jaras y matorrales son las primeras plantas en aparecer. Los pinares tardaran algo más en recuperarse. 










Pastos totalmente calcinados. Irónicamente, esta parte a las faldas de la sierra se la conoce como “quemaillos”.







Otra vista de la devastación del fuego. La humareda se podía contemplar a kilómetros de distancia.






Un árbol parcialmente calcinado nos contempla mientras vamos subiendo a la sierra.





Estas vacas se salvaron por milagro de morir abrasadas o asfixiadas por el humo, ya que el fuego casi las rodeo por completo. Pero hubo animales en otras explotaciones ganaderas que no tuvieron tanta suerte.







Jaras (arbustos) totalmente calcinadas en contraste con las encinas que se lograron salvar.







Otro claro contraste entre naturaleza viva y restos de arboles quemados. Un capricho del destino muy nefasto.






Esta parte de la sierra de Altamira, conocida como “Gavilanes” era un autentico oasis de verdor y frescura; 24 horas después del paso del fuego, solo es un desierto calcinado.

 



Vista de un pinar practicamente destruido por el fuego. Imagen tomada desde el pantano de Mohedas de la Jara.










 Y por ultimo, una imagen que habla por si sola.







 
Actualmente la sierra se va recuperando lentamente. Anteriormente, ya hace unos cuantos años sufrió otro incendio esta vez provocado por un rayo. Tambien (y desgraciadamente) en el año 2009 fui testigo presencial del comienzo de otro incendio, más devastador todavía, en la sierra de Gredos, provincia de Avila, ya que ese día lo tenia libre y me fui a pasarlo a un pantano cercano. A la una del mediodía, lo que parecía una columna de humo solitaria que subía en el horizonte se convirtió en un incendio monstruoso que no pudo ser controlado en varios días. Se quemaron pinares centenarios y lo que es peor, se cobro vidas humanas.

Espero no tener que volver a ver algo así.


Añado dos imágenes del incendio de la sierra de Gredos. Están tomadas desde un móvil. La primera es desde el pantano del Rosarito y la segunda cerca de la localidad de La Villa de Mombeltran.




NOTICIA DEL INCENDIO DE LA SIERRA DE ALTAMIRA EN LA WEB WWW.HOY.ES

Los dos detenidos por quemar la Sierra de Altamira lo hicieron por venganza
La Fiscalía de Cáceres señala que los dos acusados, de 26 y 30 años, son vecinos de Carrascalejo y han ingresado en prisión por orden del Juzgado de Navalmoral de la Mata Según los datos oficiales, el fuego arrasó 1.100 hectáreas en Cáceres y 2.100 en Toledo








Dos jóvenes son los presuntos autores del incendio forestal que ha  arrasado 3.200 hectáreas de la Sierra de Altamira que comparten la provincia de Cáceres y Toledo.

Los dos supuestos provocadores de esta catástrofe son, según la Fiscalía de Cáceres, vecinos de Carrascalejo en donde el padre de uno de ellos tiene una finca.

Los dos detenidos son: A. D. M. de 26 años y F. M. M. S. de 30 años. Según fuentes de Carrascalejo, ambos son vecinos de esta localidad, aunque sólo uno de ellos ha nacido en ella, ya que el otro es natural de Garvín de la Jara, localidad cacereña que se encuentra a 33 kilómetros de Navalmoral de la Mata y a 24 kilómetros de Carrascalejo. La fiscalía y la propia localidad de Carrascalejo vincula a los detenidos con esta localidad; pero según la Delegación del Gobierno en Extremadura ninguno de los dos son vecinos de Carrascalejo, afirma que el de 26 años reside en Talavera de la Reina (Toledo), y que el de 30 años tiene su domicilio en Garvín de la Jara. En Carrascalejo se insiste en que los dos son convecinos, y que posiblemente la Delegación está ofreciendo los sitios de residencia que figuran en sus documentos nacional de identidad.

La Fiscalía de Cáceres señala que el Juzgado de Navalmoral de la Mata número 1 decidió ayer el ingreso en prisión de los dos sospechosos. El fiscal pidió que se tomara esta medida con los dos una vez que uno de ellos reconoció que había originado el fuego. El otro detenido dijo que sólo estaba acompañando a su amigo, que no había prendido el fuego, pero reconoció que no había hecho nada para apagarlo.

Según sus declaraciones, el hijo del propietario de una finca de esta zona había originado el fuego por venganza, ya que estaba cansado de que les manipularan las lindes. Vecinos de Carrascalejo comentan que querían perjudicar al coto de los cazadores del pueblo que se extiende a lo largo de 2.500 hectáreas y que limita con la finca del padre de uno de ellos, del más joven. En esta misma zona hay dos cotos de caza privados.

Los dos jóvenes fueron detenidos en la mañana de ayer en Villar de Pedroso, pasando a disposición judicial. Tanto la Junta de Extremadura como la Junta de Castilla-La Mancha han anunciado que se personarán como acusación particular en esta causa que concluirá seguramente dentro de un año con el juicio de los dos acusados.

Hasta 20 años de cárcel
Según el Código Penal los que incendian montes o masas forestales deben ser castigados con penas de prisión de uno a cinco años; pero si ha existido peligro para la vida o integridad física de las personas pueden ser castigados con penas de 10 a 20 años de prisión.

Según los datos oficiales de los dos gobiernos regionales, en total se han quemado en este incendio 3.200 hectáreas (en el incendio de Cañamero de julio ardieron 1.923 hectáreas). De esas 3200 hectáreas, 1.100 son de la provincia de Cáceres (796 de masa forestal y de ellas 250 arboladas), otras 2.100 son de la provincia de Toledo (800 de superficie arbolada, 700 de matorral y 600 de pasto).

Colaboración ciudadana
El consejero de Desarrollo Rural de la Junta de Extremadura, Francisco Javier López Iniesta, comentó ayer su satisfacción por la detención por la Guardia Civil de dos personas como presuntas autoras del incendio.

El alcalde de Carrascalejo, el diputado nacional del PP Amador Álvarez, también quería felicitar la efectividad de las Fuerzas de Seguridad, lamentando que fueran dos vecinos de su pueblo los supuestos causantes de esta desgracia que afecta a toda la comarca.

Los dos jóvenes han sido detenidos gracias a la colaboración ciudadana. Hay varios testigos que vieron como huían de la cuneta en la que se iniciaron las llamas.